Social Icons

2 de diciembre de 2013

#Blogfolio del residente: el #portafolio electrónico del residente en este blog



Escalera interior. Complejo Asistencial de Segovia. Foto de @mferreror 
Desde su inicio, la vocación de este blog 2.0 ha sido docente, en todos los sentidos que pueda desarrollarse una actividad docente en nuestro trabajo asistencial: de arriba abajo (neurólogos a residentes), de abajo a arriba (residentes a neurólogos, ¿por qué no?), de lado a lado (de residente a residente, de neurólogo a neurólogo), y de dentro afuera (desde nosotros al exterior, otros colegas, otros residentes, pacientes…). También hemos querido incorporar a la Enfermería, y aprender juntos en nuestra asistencia multidisciplinar a los pacientes. Y, si podemos, iremos invitando a más gente interesante de la que aprender todos nosotros (finalmente, de fuera adentro).

Dándole vueltas a cómo ir haciendo todo esto en un blog de fabricación casera,
pero lleno de entusiasmo, y buscando bibliografía de apoyo, como cuando uno prepara cualquier otra materia, hoy me he encontrado un artículo que me viene al pelo y que apoya este propósito motor de elneuroblogSg y lo explica exactamente.

Se titula El blogfolio digital y, aunque me parezca mentira, es de 2010. Sus autores explican que …”Mantener una bitácora digital, o blog, podría usarse como parte del portafolio digital, ya que fomenta el aprendizaje y la autorreflexión sobre la práctica clínica diaria, permite el almacenamiento de documentos que muestran nuestro desarrollo durante la residencia y supone un registro continuo de nuestro aprendizaje”. …”Es versátil… flexible… sencillo… y accesible”.


Parece lógico que con todo el desarrollo de herramientas digitales de los últimos años, y teniendo como horizonte el enriquecimiento que supone el entorno 2.0, en cuanto a interactividad, colaboración, y conocimiento compartido, puestos a desarrollar cómo recoger el aprendizaje de un residente para que quede constancia de su evolución y de sus competencias, si además se constituye como una herramienta de crecimiento para el grupo asistencial y docente, el esfuerzo redunda en conocimiento para todo el grupo en el que se produce el hecho formativo.


Algo así viene a decir al final el artículo, que es lo que más me ha gustado, quizá porque refuerza el “leitmotiv” de este blog, que aparece en el encabezamiento “El neuroblogSg: una estructura donde crecer en conocimiento gracias a nuestras redes, y viceversa”: …”Pero la ventaja fundamental que encontramos en este formato viene dada por la ruptura del aislamiento en nuestra formación. Al permitir el acceso público a éste, ponemos nuestra experiencia personal a disposición de otros profesionales y de pacientes. Todos ellos pueden realizar comentarios y críticas a nuestros escritos, de manera que nos aportan diversos puntos de vista y opiniones…”.


No existe un desarrollo del "portfolio" o "portafolio" del residente de Neurología dentro del contexto o el programa formativo de nuestra Especialidad en España, aunque en numerosos cursos de formación para tutores, organizados por la SEN (Sociedad Española de Neurología), se haya impartido formación sobre herramientas genéricas de diferentes modos de realizar lo que actualmente nos piden realizar a los tutores, que es la "evaluación formativa" del residente. Una de esas herramientas es el portafolio (de los que existen modelos clásicos en MFyC, en Medicina Interna, y está propuesto en alguna otra especialidad). Pero si la mayoría de las especialidades todavía esta elaborando un formato clásico, no encontramos aún normalizada la idea del blog como plataforma de este tipo de evaluación. El mismo artículo de antes menciona esta potencialidad: ..."Se trata de una herramienta gratuita que, aunque actualmente no tiene acreditación formativa oficial por sociedad científica alguna, podría tenerse en cuenta por su eficiencia en nuestro currículo profesional".


La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) define el portafolio como "un sistema de evaluación que consiste en una recopilación de documentos en diferentes tipos de formato, producto de la práctica clínica real, en los que el profesional demuestra que ha adquirido un determinado nivel de competencias". Esto puede incluir variedad de formatos, como documentos (autorreflexión, sesiones, análisis de incidentes críticos, artículos científicos…), vídeos de entrevistas, de exploraciones, evaluaciones de otros profesionales, análisis de casos cerrados, lectura de pruebas diagnósticas, etc.


La utilidad de un blog como elemento formativo y de aprendizaje colaborativo se ha desarrollado en otras disciplinas. Para muestra el artículo sobre el EduBlog  “El uso del blog para fomentar el aprendizaje colaborativo en alumnos de maestría”.



De ahí que un blogfolio, o, como explica Google, portafolio electrónico en formato blog, con su capacidad para reunir de forma secuencial en el tiempo diferentes tipos de formatos (revisiones de temas, autorreflexión, análisis de casos, comentario de casos cerrados, etc.) pueda servir perfectamente a este propósito, como desarrollo de la idea del portafolio electrónico, también recogida en la literatura sobre formación médica especializada. 

Y, puestos a aprender la tecnología digital, habilidades en las que la comunidad médica tiene experiencia a niveles variados, pero, en conjunto, creo yo, deficitarios, qué mejor formación que la desarrollada “en acción”, de la misma manera que aprendemos la práctica de nuestra especialidad.





Partir de cero siempre es un tema difícil, sobretodo cuando nos toca a personas de formación esencialmente clínica la tarea de desarrollar labores no sólo docentes, que hemos hecho siempre, y mediante las que también aprendimos nosotros, sino ir más allá con el diseño de las estructuras formales que rodean la formación, especialmente la evaluación de las competencias. 
La época que nos ha tocado vivir, nos guste o no, nos complica bastante esta evaluación, y la recopilación de la información sobre la evolución y madurez de un residente “de forma material” es a menudo complicada. Y digo “material” porque en una unidad como la nuestra, donde el contacto con el residente es estrecho y diario, incluso cuando están rotando fuera de la unidad, todos sabemos “por dónde se anda” cada residente y su nivel de estudio, responsabilidad, capacidad para tomar decisiones, etc. Otra cosa distinta es recoger todo ello de manera “formal”. Si simplemente tenemos en cuenta la dificultad para realizar tantas sesiones clínicas de todo tipo como desearíamos, y para evaluarles en otro tipo de ejercicios, debido a una actividad asistencial creciente, recoger formalmente otro tipo de sus ejercicios intelectuales en una estructura en la que, participando, también ven su trabajo expuesto y valorado, y de la que nosotros aprendemos, ya me parece que merece la pena intentarlo.


Así que, pensando en cómo empezar lo básico para el propósito de que sirva como elemento de evaluación formativa, las entradas del blog editadas y subidas por nuestros residentes se llaman "He aprendido que... (portafolio del residente)". Llevan la etiqueta residentes y otra etiqueta con las iniciales del residente que la ha escrito (mira en la lista de etiquetas a la derecha). Esa forma de etiquetar nos va a permitir revisar la actividad y la evolución de cada residente. Y con la etiqueta residente podremos repasar los temas subidos y tratados por el conjunto de ellos. Con esto también se facilita la labor del tutor particular de cada residente, y la del tutor coordinador. Estamos en el inicio, pero ahora podemos organizar los contenidos, nº y tipo por cada año que de forma orientativa pueden ser adecuados. En breve organizaremos la realización de casos cerrados en otro formato, para garantizar la preservación de la confidencialidad médica debida.


Son entradas que suponen un ejercicio intelectual y reflejan el estudio que han realizado sobre un tema y posterior ejercicio de escritura. Muestran el aprendizaje realizado en algún aspecto de la especialidad. Algunas estarán dedicadas a elaborar alguna parte de un caso clínico, como la evaluación inicial y su diagnóstico diferencial, o como el tratamiento. Otras podrán versar sobre una patología, o sobre cualquier otra temática que hayan valorado interesante para su formación, como aspectos transversales que les hayan surgido en la evaluación y resolución de un caso: comunicación, bioética, etc. También pueden versar sobre su aprendizaje en una rotación concreta, tanto dentro como fuera del hospital, tanto de las obligatorias como de sus opcionales. 

En todo caso, pueden servir para evaluar varias competencias básicas en un médico neurólogo (o de otra especialidad), como son: análisis y descripción de un caso clínico, realización del diagnóstico diferencial, exposición de tratamientos, búsqueda bibliográfica, lectura crítica de la literatura, síntesis de conceptos, redacción de manuscritos, gestión documental, gestión y elaboración de la bibliografía, etc. La evaluación de las competencias de un residente es una tarea compleja porque muchas de las habilidades y competencias sólo se pueden evaluar en su ejercicio cotidiano con los pacientes y con el resto de profesionales. Pero el blog sirve para las competencias de tipo más intelectual, aunque en su puesta en práctica también.


Tengo que decir que los residentes actuales han acogido la idea con el mismo entusiasmo del inicio del blog. Creo que ver materialmente los resultados de su trabajo, poder exponerlos públicamente, y que sirvan para nuestro aprendizaje/repaso como neurólogos ya formados también les sirve de estímulo. Y a nosotros nos va a encantar ver cómo van creciendo como neurólogos.

Enlace a la página de residentes de este blog.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Sobre la reproducción de contenidos

Queremos poner especial cuidado en que todos los contenidos que reproducimos o enlazamos desde otras fuentes queden correctamente referenciados aquí. Si detectas que no es así, escríbenos un correo a mfr00365@gmail.com con el problema. Del mismo modo, los contenidos de este blog pueden ser enlazados o reproducidos, pero deberás indicar su fuente (asociándolo a la URL del blog, o a la de la página concreta). Ver detalles pinchando debajo:

Declaración de los editores

Este blog es un medio de actualización científica, técnica y profesional para los neurólogos que lo editamos, así como formativo para los residentes de neurología que nos acompañan en el camino. Puede ser de utilidad para otros neurólogos, y otros clínicos no neurólogos. No pretende ser una guía diagnóstica, ni terapéutica. También está concebido para el uso por los pacientes, dirigido a proporcionar información segura y de calidad, y enlaces útiles para conocer mejor las enfermedades, términos y procedimientos médicos. Sin embargo, las informaciones encontradas aquí nunca pueden sustituir a la consulta con sus médicos. Toda persona que crea tener un problema de salud debe consultar con su médico. Por sí solo no sirve para tomar decisiones en salud y declinamos toda responsabilidad si se utilizara, en exclusiva, para este fin.

http://www.andysowards.com/blog/

Google site verification

google-site-verification: google7eb624e288053922.html